viernes, 6 de septiembre de 2013

Tips para mantener el bronceado

Se termina el verano y pensamos: "qué poquito me va a durar el moreno que he conseguido...". Sí, a todas nos pasa. Sin embargo, como dice mi abuela, en esta vida todo tiene solución. Y precisamente de eso os voy a hablar hoy, de remedios de abuela (y no tan de abuela) para mantener ese bronceado que tanto nos cuesta conseguir en las vacaciones.

Empezamos por los consejos más comunes, que todas sabemos pero que ponemos poco en práctica. Pues bien, no hay que olvidarse de la vitamina A, presente sobre todo en las zanahorias. Éstas también contienen betacaroteno, un antioxidante natural que ayuda a mantener el bronceado. Pero no solo de zanahorias va la cosa, ya que el betacaroteno está presente en muchas otras verduras y frutas como el tomate, las berenjenas, las espinacas, la sandía o las moras. Un truco para saber qué alimentos contienen más de este antioxidante: cuanto más intenso sea el color, más betacaroteno contiene.

Los frutos secos también contienen vitamina A, que al igual que en la zanahoria es una gran aliada a la hora de mantener la pigmentación de la piel.


Pero no todo van a ser recomendaciones alimenticias. Mantener la piel bien hidratada y exfoliada elimina las células muertas y prolonga el bronceado de la piel. Si además añades a tu loción hidratante unas gotas de autobronceador, mejor que mejor. Eso sí, personalmente no os recomiendo usar el autobronceador en la cara, ya que es una zona sensible y puede causarnos reacciones negativas, para el rostro mejor utilizar polvos bronceadores. También puedes probar a hacer una mascarilla casera con zanahoria, aceite de coco... el té negro también prolonga el bronceado.

Ducharte con agua fría también prolonga el bronceado ya que favorece la circulación sanguínea. Sé que cuesta mucho ducharse con agua fría en invierno, por tanto hay que aprovechar a hacerlo en el par de meses después del verano, antes de que se vaya el calor.

Por último, y no menos importante, algo clave y que siempre pasamos por alto: ¡hay que beber mucho agua!

Espero que este post os haya servido de ayuda y para cualquier cuestión no dudéis en comentar. Y vosotras, ¿qué consejos seguís para mantener el bronceado? 

¡¡Un besazo!!